Google+ Followers

sábado, 10 de mayo de 2014

El cuerpo etérico

En el cuerpo etérico es una matriz o una plantilla energética donde se superpone la estructura de nuestro cuerpo físico. Este molde energético también es el vehículo de la información que determina el desarrollo, por ejemplo, del feto durante la gestación en el útero, así como también el de los datos estructurales que dirigen la reproducción y reparación de los tejidos después de una lesión o enfermedad. 

Esta información inteligente contenida en la matriz etérica es la que da origen a la organización genética de las células.

Hay experimentos que demuestran que previo a la formación de una hoja de una planta, en la contraparte etérica ya se ha desarrollado la estructura completa de ella. 

Por el mismo mecanismo, muchas enfermedades tienen sus comienzos en bloqueos energéticos del cuerpo etérico y más tarde se manifiestan como patología orgánica del cuerpo físico.

Así como en el cuerpo físico existe una circulación de sangre a través de arterias, capilares y venas, también en el cuerpo etérico existe una circulación de un flujo energético de "materia sutil" a través de canales, como los 24 pares de meridianos de acupuntura y los 72.000 nadis referidos en la medicina ayurvédica.

Es en este nivel etérico donde la persona experimenta todas sus sensaciones físicas, dolorosas y agradables. Allí donde haya un dolor corporal, hay un correlato directo de disfunción en este primer nivel del campo aural.

La científica Barbara Ann Brennan, quien además posee el don de la clarividencia (visión en otras dimensiones), nos relata percibir este cuerpo extendiéndose desde 1,25 cm hasta 5 cm, más allá del cuerpo físico, dependiendo de la persona y su estado energético. Ella lo visualiza de un color azul claro en personas tranquilas y sensibles, y de un azul grisáceo más oscuro en las personas fuertes y robustas. Cuanto más se conecte usted con su cuerpo, tenga cuidado de él y lo ejercite, más fortalecerá y desarrollará el primer nivel del campo.

Conocer al hombre es conocer a Dios.
Conocer a Dios es conocer al hombre.
Estudiar al Universo es estudiar a Dios y al hombre; porque el Universo es la expresión del pensamiento divino y el Universo está reflejado en el hombre.
El conocimiento es necesario para que el Ser quede libre y se conozca como Sí Mismo únicamente".


Annie Besant.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog

AYUDA A LOS ANIMALES. GRACIAS

AYUDA A LOS ANIMALES. GRACIAS
clic aqui

Protectora animales y plantas. No compres ADOPTA

Protectora animales y plantas. No compres ADOPTA
CLIC AQUI

FLOR DE LA VIDA






BIENVENID@S. GRACIAS


Sigue a tu corazón


Para ti

Para ti
clic aquí